viernes, 1 de abril de 2011

DESESPERANZA


Te llevará la barca que avanza prolija
como si urdieras un calcetín
en la nieve
te apuras para alcanzarla.

Tanteando el agua la quilla que no abre las bocas
profundas y oscuras
como la negra caverna
donde sueñas y te enredas en redes que no recogen cruces
ni arreboles sobre las piedras,
aunque quisieras esfinges,
vírgenes,
para vestirlas mujeres de largos vestidos,
de quienes sus rostros no ríen,
no por temor a las coqueterías,

pues,

se les deshizo,

ya 
           el corazón. 

1 comentario:

Víctor Manuel Guzmán dijo...

Poema de hermoso de un lenguaje de reverberaciones y claroscuros que se funden al movimiento anímico del lector y a sus vaivenes de conceptos y agudezas donde el tiempo no se detiene.
Felicitaciones querida amiga Ana Rosa.

Con mi afecto Víctor Manuel Guzmán
Quito - Ecuador